>>>Concepto General Otoño·Invierno 2018

Otoño·Invierno 2018

CONCEPTO GENERAL

Diseño

Los nuevos avances tecnológicos registrados en la industria del calzado, a nivel de producciones, materiales y componentes, ha abierto las puertas a un diseño funcional, de carácter tecno y futurista que influye a gran parte del modelaje.
Esta corriente promueve un diseño más racional y minimalista, que se inserta a las tradicionales líneas retro, casual y deportivas.
En todos los casos, la creatividad apela a múltiples fuentes de inspiración, y como tal se reconoce multicultural.
El concepto deportivo continúa con fuerte influencia sobre el resto de las líneas, donde se incorporan permanentemente detalles de lujo y elegancia.
Para el Otoño-Invierno 2018, el grueso de la propuesta estará integrado por botas y botinetas, en versiones mini y maximalistas, que van desde los estilos clásicos hasta los deportivos, pero renovadas a través de nuevos materiales, fondos y accesorios.
Para las botas, se imponen las cañas largas -bucaneras- con diseños muy sobrios, siempre respetando la silueta de la pierna.
Muchos modelos casual y deportivos recurren a capelladas tejidas para proponer una gran variedad de opciones híbridas o unisex, de simple factura y alto confort.
En tanto el calzado de altura, recurre a sumar valor estético a los tacos mediante nuevos acabados, forros y aplicaciones.
El perfil futurista del modelaje se refuerza con una marcada presencia de brillos y metalizados, donde el plateado parece ser el preferido.

Materiales

Por requerimientos de protección y abrigo la oferta de materiales incluye un amplio surtido de telas y tejidos, como terciopelos, corderoy, tartanes o escoceses, tweeds, lanas artesanales, pelos, paños orientales, peluches, ottomanes, acolchados y fieltros, bordados, etc.
A las versiones lisas se agregan innumerables motivos como florales, rayados, animal print, camouflage, Tie Dye -estampados hippie-, cuadros Vichy, Pied de Poule, Paisley -lágrimas curvas- y cenefas geométricas, propias del arte persa y marroquí.
Para cueros, las preferencias se orientan a terminaciones muy elaboradas en texturas, colores y transfers, con superposición de procesos. Los acabados juegan entre brillos y opacos, como en las gamuzas con impresos metalizados. Las superficies lisas exaltan su porosidad, junto a los envejecidos, entalcados e irregulares -raspados, decolorados, derruidos, etc.-
Entre los grabados, los reptiles se renuevan con exclusivos escamados y originales sistemas de pinturas y barnizados.
Una constante en los materiales de invierno es la luminosidad que se expresa en los acabados metalizados y brillantes. Plateados, cobreados y dorados pálidos serán los elegidos. A ellos se suman charoles, espejados, telas de strass, glitters y lurex.
Como complemento para forros, apliques y accesorios se encuentran las pieles, corderos y plumas.

Colores

Más allá de la mayoritaria propuesta en gamas de negros, marrones y grises, que representan el segmento más neutro de la paleta, la temporada da la bienvenida a una nueva línea de colores futuristas, positivos, puros y esenciales, donde se destacan coloraciones encendidas y brillantes como rojos y amarillos.
En esta oportunidad, es tan importante la propia esencia del color como su acabado, donde se generalizan los procesos de metalizados, que llenan de luminosidad a los materiales.
Una larga lista de posibilidades cromáticas comienza con rosas y celestes muy suaves -rosa palo y bebé-, acompañados por beiges y azules pasteles. Le siguen una línea de tonos más densos y naturales encabezados por los rojos profundos -vino y ciruela- que comparten espacios con azules y verdes pardos.
Más adelante, las opciones más vibrantes corren por cuenta del amarillo y naranja, que mezclados con marrones generan el terracota, óxido y membrillo.
Finalmente los azules serán protagonistas en distintas versiones que incluyen desde los más claros y luminosos -cielo, turquesa y Francia- hasta los más oscuros como el cobalto, marino y añil.
Se agregan los tonos naturales de cáñamo, ceniza, trigo y cacao para conformar una amplia oferta cromática a disposición de la creatividad de los diseñadores.

Bases y fondos

Funcionalmente, estos componentes básicos de los calzados, están atravesando importantes cambios en su elaboración, debido a la aparición de nuevos materiales y tecnologías que facilitan la incorporación de mayor contenido ergonómico y mejores condiciones de confort.
Estéticamente, en general, el modelaje continúa siendo clásico, con la tradicional planta y taco, renovadas en detalles como molduras, colores, acabados y viras.
La misma tendencia cabe a las suelas con bandas, cuñas y flats.
No pasa desapercibida, una paulatina disminución de los volúmenes en fondos para calzados femeninos de moda, que orientan sus preferencias hacia productos más livianos “visualmente” y exploran una nueva estética.
El desarrollo de fondos deportivos y casual es uno de los más dinámicos, como consecuencia de una oferta muy diversificada y un mercado de alta demanda por alternativas diferenciadas.
Además de las suelas industrializadas con avanzados procesos tecnológicos, en los últimos años ha cobrado vigor la oferta de fondos artesanales, que pueden ofrecer opciones personalizadas para calzados de moda.
Finalmente para calzados altos, también disminuyen las plataformas, y como señalamos anteriormente, se revalorizan los tacos con nuevos tratamientos estéticos.

2017-11-02T12:40:41+00:00

Leave A Comment

Categories

Recent Posts

Registrarse para SERMA SITE LIST

* = required field