>>>Concepto General Otoño Invierno 2019

Otoño Invierno 2019

CONCEPTO GENERAL

Diseño

Las principales marcas y diseñadores de la moda internacional formularon sus nuevas propuestas para el Otoño-Invierno 2019 dentro de un contenido plural caracterizado por la confluencia de estilos y una actitud disruptiva, que confirma una estética sumamente dinámica en constante transformación.
Además del modelaje clásico y retro actualizado, la innovación se percibe a través de diseños heterogéneos, eclécticos e híbridos, en versiones mini y maximalistas, definidas por dos características: “ugly” (feo) y “chunky” (fornido). Son los casos de las sneakers fashion Triple S de Balenciaga y el revival de la marca Buffalo, que se destacan por un modelaje redundante y voluminoso.
La tecnología suma su aporte con capelladas tejidas -armadas y “sock”- que simplifican la elaboración de los productos y promueven diseños más funcionales y futuristas.
Así la tendencia se presenta muy diversificada, donde se mantienen detalles de elegancia, deportividad y practicidad.
La preferencias apuntan a las sneakers en todas sus versiones, compartidas con una extensa oferta de botinetas y botas, donde se advierte el resurgimiento del concepto “western”.
Para las líneas altas femeninas, los zapatos, botas y botinetas conservan estructuras clásicas, pero se renuevan en combinaciones de materiales y colores, como así también en volúmenes, formas y acabados de tacos.

Materiales

Con el enorme aporte que recibieron de la tecnología y la creatividad, los materiales han adquirido un importante protagonismo en calzados y manufacturas.
En su conjunto, cueros, pieles, sintéticos y textiles tuvieron un salto de calidad que ha ampliado infinitamente las fuentes de inspiración para los diseñadores.
Los grabados lisos, reptiles, tramas y repujados ornamentales se enriquecen con atractivos transfers, pinturas, impresiones y procesos, que suman valor agregado. Se alternan los acabados opacos -gamuzas, nobucks, cepillados, etc.- con brillos laqueados o metalizados. En casos más sofisticados, luces y sombras son sectorizados.
Las superficies con pelos serán fundamentales a la hora de caracterizar a los productos de invierno.
Por cuenta de los textiles existen dos corrientes bien diferenciadas de materiales: artesanales y tecnológicos. Los primeros incluyen a paños y tejidos originarios, corderoy, terciopelos y brocatel, donde predominan los motivos de la tapicería oriental.
Las telas bordadas y glitters continuarán vigentes, sin dejar de mencionar a los escoceses, con buen pronóstico para la temporada.
Entre los tecnológicos con mayor composición de fibras sintéticas y laminados se obtienen tramas y mallas especiales, neoprenes, plastificados, elastizados, tornasolados, transparencias, etc.
En todos los casos, se suma valor agregado con una mayor presencia del color y estampas florales, geométricas, tridimensionales, etc.

Colores

La principal observación, confirmada por los creadores de la moda, es que más allá de los clásicos colores invernales, de baja luminosidad, como negros, grises, azulados, marrones y verdosos, se abre un espacio para tonos frescos y primaverales como amarillos, lilas, verdes y beiges muy claros y suaves. Esta tendencia llega a su máxima expresión con una importante presencia del blanco, un color precisamente no cálido para la época fría.
Dentro de los clásicos apuntados inicialmente encontramos además tonos oscuros, profundos, densos y sofisticados como cacao, verde y azul, junto al púrpura, gris y marrón neutro.
Algo más luminosos son el azul azur, gris vapor, marrón amaretto y verde Irlanda, acompañados por el naranja cálido y fresa silvestre.
Otra opción dentro de la paleta cromática está conformada por tonalidades más enérgicas, vibrantes y vitales como son los rojos brillantes, fucsia, ladrillo, turquesa de invierno, mostaza, verde atlántico y azul tormenta.
Finalmente, en una gama media finamente pigmentada se encuentran tonos etéreos, claros y armónicos. Lucen empolvados y suaves, de aspecto inocentes y tranquilos. Entre ellos se cuentan el amarillo raffia, beige ceniza, uva, azul bruma, rosa dulce y crema alabastro.
La elección de colores y sus combinaciones son fundamentales en la creación de un calzado, ya que de su adecuación a la estructura del producto surge la identidad y atracción por el mismo.

Suelas & fondos

El avance del concepto deportivo sobre el modelaje general del calzado se expresa de diversas maneras y en distintos componentes, pero en particular en el rubro suelas y fondos es donde en mayor medida se confirma esta tendencia.
Aún admitiendo la vigencia de suelas clásicas y actualizadas para líneas de productos tradicionales, existe una fuerte corriente innovadora que propone una mayor integración estructural de la suela a la capellada. Esto se expresa en el tratamiento de los laterales más modelados y extendidos sobre el corte, en una clara intención de consolidar visualmente ambas piezas. También los volúmenes adquieren importancia mediante una estética escultórica, disruptiva y futurista en constante evolución. Gran parte de estas suelas calzan las líneas “ugly shoe” de fuerte demanda en segmentos de moda.
Otras alternativas de buen uso son las suelas con bandas que en distintas alturas y versiones resultan muy funcionales y aplicables a muchos modelos. También lo son los fondos training o en cuña que han extendido su presencia, más allá del deportivo, a líneas casual e incluso de vestir.
Para calzados femeninos los fondos flats, artesanales o inyectados, mantienen sus preferencias, con el agregado de viras y nuevas combinaciones de colores. En alturas, la renovación corre por cuenta de los tacos y tacones, que mediante nuevas formas, forrados, terminaciones, acabados y aplicaciones transforman su visual y son protagonistas en muchos modelos de calzados.

2018-10-30T17:49:57+00:00

Leave A Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Categories

Recent Posts