Primavera·Verano 2017-18

CONCEPTO GENERAL

Diseño

En las últimas décadas, el diseño de calzados se ha convertido en una especialidad con alto grado de profesionalidad que tiende a satisfacer un consumo cada vez más demandante de valor de moda. Así, la tarea de los creativos es más compleja y abarcativa, y debe incluir a todos los componentes visibles, con sus características estéticas propias, para integrarlos en un producto atractivo y agradable. Además, y sin olvidar, que debe brindar las mejores condiciones de confort y funcionalidad.
Para este temporada estival, minimalismo y maximalismo comparten modelos, con un denominador común, que es profundizar el concepto “light”, tanto en peso físico, como visual.
De allí, la interminable propuesta en mules -destalonados, cerrados en punta- y chinelas -con una o dos tiras cruzadas- y fondos muy leves y cómodos. Con la misma intención, muchas suelas voluminosas se presentan en colores claros o blancos, para aligerar visualmente su peso.
En todos los casos, las líneas bajas, ofrecen opciones que van desde las más austeras y simples, hasta las más sofisticadas y elegantes, con la ayuda de accesorios lujosos y destacados.
Mocasines, ballerinas, slip-on -“panchas”- y acordonados son las alternativas en modelos cerrados, que se renuevan en materiales y colores.
El avance de la zapatilla, en su versión “sneaker fashion” desafía nuevamente a los diseñadores para crear productos únicos y diferenciados, de alta moda, donde confluyen estilos diversos como el deportivo, casual, retro y futurista.
Para las alturas, plataformas con tacos altos de volumen, son el mejor soporte para sandalias de diseños sobrios y refinados. Actualizados Luis XV, con tacos bien altos y estilizados completan esta línea.

Materiales

Nuevamente los materiales, en sus distintas combinaciones, colores, texturas y acabados, son protagonistas en el modelaje de calzados. Cueros, sintéticos y textiles, incorporan mayor elaboración en sus superficies con una gran variedad de recursos técnicos que posibilitan innovadores resultados. Además de suavidad, buen tacto y flexibilidad, suman valor artesanal y decorativo, reforzado por procesos de impresiones, grabados, transfers, pinturas, efectos especiales, etc. El mayor uso del color a través de una paleta más amplia agrega contenido estético.
Más allá de las superficies lisas, porosas y naturales existe una gran diversidad de estampas florales, geométricas, lineales, abstractas, que a menudo son reforzadas con grabados y perforaciones que suelen dar mayor tridimensionalidad. Las contraposiciones de brillos y opacos son utilizadas frecuentemente a fin de generar más atractivo y sugerencia a los materiales.
Los brillos son permanentes, ya sea en acabados metalizados y charolados.
También los entretejidos, gofrados, picados, telas con strass y aplicaciones, glitters, bordados y transparencias -tules, encajes, redes y organzas- son habituales.
Además de grabados geométricos y fantasías, siguen vigentes reptiles escamados, como pitones y crocos, recreados con tonalidades no tradicionales.
Buena presencia de envejecidos y craquelados en colores opacos y metalizados, así como de satines, terciopelos y pelos varios.
Los tejidos tecnológicos, altamente industrializados, ofrecen nuevas prestaciones, con renovados diseños en tramas, colores y estampas, aptos para productos de moda. Las capelladas tejidas son un ejemplo.
Yutes y tejidos artesanales ensayan variables más coloridas, con detalles metalizados. Sobre corchos se advierten impresiones y aplicaciones de distintas tonalidades y figuras.

Colores

La paleta para la temporada Primavera-Verano aspira a transmitir tranquilidad, naturalidad, sobriedad y elegancia, con ciertos toques de vitalidad representados por tonalidades más enérgicas y brillantes.
La extensa lista comienza con tonos pasteles, entre los cuales se destacan el rosa pálido, verde y celeste claros, y una importante gama de “nudes” -beiges claros-, que varían según la pigmentación utilizada. Como más saturados, siguen el salmón, melón, limón y naranja. Más adelante, azules y verdes más encendidos proponen una amplia gama que llega hasta las opciones más neutras, como azul índigo o verde oliva.
Entre los tonos medios, marrones y grises transparentes, se consolidan en acabados difusos, con tratamientos duotono.
Gran parte de la aplicación del color, está ligada a las distintas combinaciones y su armonización con los demás elementos visibles del producto. En tal sentido, cada componente y accesorio tiene un valor estético en función del conjunto.
Los colores blancos y negros, por su extrema presencia o ausencia de luminosidad, se prestan como ordenadores de las composiciones, más allá de la importancia que poseen independientemente para productos monocolor.
El blanco único está propuesto como uno de los “must save” de la temporada.
Texturas y acabados también intervienen en la percepción de los colores, por lo tanto es un factor a tener en cuenta al momento de su aplicación, como sucede con los metalizados que agregan luminosidad.
Los marrones aún perduran en tonalidades naturales y originarias, aunque lentamente dejan espacios a nuevos colores más innovadores y menos tradicionales.
El concepto “multicolor” tiene presencia en las combinaciones, en la medida que tenga suficiente “contención visual” de parte de tonos lisos.

Bases y fondos

A tono con la línea de diseño “light”, minimalista y ergonómico, suelas y fondos para calzados exhiben estructuras simples y delgadas, para el caso de mules, sandalias, ballerinas y mocasines, con sus tradicionales plantas con tacos.
A partir de allí, surgen los volúmenes en fondos flats, que van desde 2 a 5 cms. de espesor, con plantillas anatómicas, o directamente el kit de suela “scatola” y plantilla encastrada. Estos fondos indistintamente se muestran con perfiles inferiores lisos, tractorados, dentados y canalones. A sus colores, generalmente claros, se agregan complementos como viras y suelines diferenciados, tiras de yute, folias naturales y líneas horizontales de distintas tonalidades. Todo en su conjunto, valoriza estos componentes con una impronta marcadamente artesanal y diferenciada.
Otras opciones en fondos son las que combinan el concepto flat con el deportivo, donde los volúmenes de las entresuelas se apoyan sobre suelas de pisada con muchas molduras, dando origen a modelos híbridos de singular creatividad.
Las sneakers fashion han generado innumerables fondos -también muy artesanales- que abarcan diseños en cuñas y flats.
Las suelas con banda -de distintas alturas- contarán con notable preferencia en una amplia franja del modelaje que incluye mocasines, slip-on, casual, zapatillas y deportivas.
Los últimos avances en los compuestos y tecnología para la inyección de EVA -mono y bicolor- han dado mayor competitividad a estos fondos respecto a otros materiales, fundamentalmente por menor peso y moldeabilidad, que otorgan mayor confort y versatilidad para diseños de moda.
Para fondos de alturas, las plataformas con distintos tipos de forrados, acabados y pintados son habituales en modelos de sandalias y sabots. Solamente con una particularidad: se separa o “dibuja” el taco de la planta, con el objeto de estilizar y aligerar visualmente el fondo, respecto a la tradicional plataforma entera.