Holanda – 12/11/2018

Los primeros zapatos hechos con goma de mascar

De esta manera recuperan 1,5 millones de kilos de restos de chicles que se arrojan por año en las calles de Ámsterdam.
 
Resultado de la alianza entre la organización holandesa por la sustentabilidad GUMBUDDY y el gobierno de la ciudad surgió GUMSHOE, un proyecto que se concretó con la fabricación de calzados con suelas hechas con gomas de mascar, el segundo desecho más común después de las colillas de cigarrillos.
Se implementaron los equipos de recolección de gomas y chicles, que luego son llevados a la marca EXPLICIT para que los transformen en suelas para sneakers.
Las nuevas zapatillas se venden a 200 euros y ya se han instalado recolectores de gomas en Amsterdam y Róterdam, para que la gente deposite las golosinas y se genere conciencia ambiental.