Capelladas tejidas: con mayor demanda

Inicialmente utilizadas en calzados deportivos, ahora se expanden a distintas líneas de productos, inclusive de alta moda.

Innumerables opciones en capelladas tejidas, con gran variedad de diseños.

Desde que NIKE presentó en 2012 su primer modelo de calzado deportivo FLYKNIT con capelladas tejidas, comenzó un intenso periodo de desarrollos técnicos, funcionales y estéticos, que permitieron a estas partes transponer el uso específico para productos deportivos y ampliarse a otras líneas de calzados. En la actualidad, zapatos casual, infantiles, y hasta Luis XV utilizan estas capelladas tejidas con singular éxito. Prueba de ello, es que reconocidas marcas de alta moda internacional, como BALENCIAGA, FENDI y BURBERRY, entre otras, las han adoptado para exclusivos modelos. Entre los principales factores que han contribuido a su mayor uso, podemos citar a los técnicos-productivos, económicos, confort, ambientales y de moda.

Calzado casual masculino, con capellada textil.
Tecnología y producción

A partir de las nuevas máquinas tejedoras programables, dotadas de softwares especiales, con mayor grado de automatización y capacidad operativa, se puede realizar una variedad ilimitada de estos productos, en términos de estructura textil y estética.
La nueva tecnología permite obtener una amplia gama de puntos y tejidos en 2D y 3D.
Los dos sistemas principales de producción son las máquinas para tejidos planos y las circulares. En el primer caso, es posible obtener capelladas pre-formadas, que pueden ofrecer detalles de cordoneras y ojales, áreas diferenciadas de tejidos -mayor o menor tensión, cambios de puntos, etc.-, a las cuales se deben efectuar detalles de terminación antes del montaje en horma, como fijación térmica y costura de plantilla, según el modelo. También hay opciones pre-cambradas. En las máquinas circulares, el producto obtenido es tubular -sock o calcetín-, al que eventualmente se le agregan componentes de armado, o directamente piezas exteriores para contención y sujeción del pie. La ventaja de estos sistemas es que la capellada-corte no tiene costuras, ni tampoco pegado de piezas, lo cual facilita notablemente el armado del calzado.
En la confección de capelladas tejidas resulta muy importante la selección de los hilos y fibras utilizadas, ya que de sus propiedades, dependerá el rendimiento y duración del producto final.
También cabe señalar que, en diversas capelladas textiles, se incorporan forros y componentes varios para armado.

Zapatilla con suela con banda y corte tejido en colores de moda.

Una variante en formato de corte liso, sin cordonera.
Costos más reducidos

Por muchos de los factores descriptos, la fabricación del calzado con capelladas tejidas se simplifica notablemente, sobre todo por la reducción de operaciones, desperdicios y mano de obra, que habitualmente es destinada a la preparación del corte, como cortado, costuras, pegados y demás tareas. En consecuencia, los costos son menores, comparativamente a productos elaborados con sistemas tradicionales. Y más aún, cuando las producciones son a escala industrial.

Más alternativas de las posibilidades estéticas que ofrecen estos productos.

Otra aplicación del calcetín tejido, con cuello alto, sobre fondo fashion.
Para mayor comodidad

Desde el punto de vista del confort, hay satisfacción generalizada por parte de los usuarios, que proclaman a las capelladas tejidas como su “segunda piel”, de gran adaptabilidad a las formas del pie, buen calce, adecuada aislación térmica y con propiedades de transpirabilidad. El conjunto de las características señaladas, junto a la selección de un fondo o suela apropiada -liviana, flexible y ergonómica-, conformarán un producto de alto confort para el consumidor.

Con menor incidencia ambiental

A medida que crece una mayor conciencia ambiental y de sustentabilidad, las producciones textiles son evaluadas como de menor incidencia respecto a los sistemas de procesamientos de pieles y cueros, además de otros materiales sintéticos, donde existe participación de insumos químicos. Según estudios de entidades especializadas, la fabricación de calzados de cueros es responsable por el 30-80% de los impactos globales en todas las mediciones, mientras que las producciones textiles sólo representan el 6-21% de impacto en las mismas categorías.

Detalle del tejido, con inclusión de lazos para cordones.

Líneas deportivas, con cortes de tejidos y colores diferenciados
A tono con las nuevas tendencias

Quizás una de las áreas que resulta más beneficiada con el desarrollo de esta tecnología para la producción de capelladas tejidas es la estética y de diseños, por cuanto significa el uso de una herramienta productiva que brinda infinitas posibilidades creativas. Puntos, colores, texturas, imágenes, efectos, etc., pueden multiplicarse permanentemente al servicio de la personalización de productos, una tendencia vigente en el actual mercado de consumo. Además, por las características propias del concepto “tejido”, se adaptan muy bien a la corriente de diseños minimalistas que muchas líneas de calzados deportivos utilizan para incorporarse al nuevo segmento casual-urbano conocido como ATHLEISURE. Una fusión entre fashion, confort y deportivo que ha llegado para quedarse.

Equipo CIXING, chino. Para tejer capelladas planas.

Tecnología italiana SANTONI. Máquina circular para capelladas sock tubulares.
En pleno desarrollo

Del último recorrido realizado en las principales exposiciones internacionales de proveedores de la industria del calzado, hemos observado un significativo crecimiento en la oferta tecnológica referida a máquinas, equipos y sistemas para la producción de capelladas tejidas. De distintos orígenes y con características diferenciadas, el conjunto ofrecido da muestra de una permanente evolución que propende a una mayor eficiencia productiva, sobre todo con capacidad para desarrollar una oferta de alto valor agregado en diseño y creatividad.